Estudio Bíblico

Inicio > Estudio
Ministerio Reyes y Sacerdotes - Guatemala

Dos clases de personas.



DOS CLASES DE PERSONAS.

En la vida hay dos clases de personas:
• Los que pasan la vida soñando y los que dan vida a sus sueños (Hab 2:2-4).
• Los que sueñan con logros y los que logran sus sueños (2 Tim 4:6-8).
• Los que siguen las huellas y los que las dejaron (Jn 13:15, 1 Cor 11:1).
• Los que ven para poder creer y los que creen antes de ver (Rom 1:17, Gal 3:11).
• Los que te pisan al subir y los que suben a ayudar (Mar 10:42-45).
• Los que te dan confianza (Luc 6:38) y los que te la quitan (Prov 11.24).
• Los que dan sin pedir a cambio y los que te piden el cambio (Mat 5:41-42).
• Los que escogen una de dos y los que toman las dos (Mat 11:12).
• Los que se asoman por la ventana y los que se salen por ella (2 Tim 1:7).
• Los que hacen, se reproducen y mueren y los que nacen, producen y nunca mueren (2 Tim 2:2).
• Los que son espectadores y ven el problema, y los que deciden solucionar el problema (Num 13.30-33).
• Los que pierden su vida y los que la ganan (Mat 16:25, Mar 8:35).

Hay quienes viven la vida sin un rumbo definido y sin dirección, esforzándose por alcanzar las cosas temporales y pasajeras, que terminan perdiéndolo todo (nada se pueden llevar al partir de esta vida), y los que abren el camino y han decidido seguir a Jesús, Quien es el verdadero camino, la Verdad y la Vida, y nada los hará desistir (Jn 14:6). ¿A qué grupo perteneces o quisieras pertenecer?

Mat 11:1. “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.”

2 Tim 2:1. “Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.”

Jos 1:8. “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”

Deut 30:15-20. “Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal; porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella. Mas si tu corazón se apartare y no oyeres, y te dejares extraviar, y te inclinares a dioses ajenos y les sirvieres, yo os protesto hoy que de cierto pereceréis; no prolongaréis vuestros días sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para entrar en posesión de ella. A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; a fin de que habites sobre la tierra que juró Jehová a tus padres, Abraham,(B) Isaac(C) y Jacob,(D) que les había de dar.”

22 Mar 2010
Referencia: 10.005