Regresar Al Listado de Publicaciones / Envienos Sus Comentarios, haga click aquí

Imprimir este tema / Ingresar Al Sitio del Ministerio Cristiano Reyes y Sacerdotes


Audio:


Video:

EL CARÁCTER DE UN DISCÍPULO (1).
(La búsqueda de la excelencia).



Objetivo de la enseñanza.
Introducir al discípulo en el entendimiento del significado del carácter cristiano y de la relación del discipulado con esa formación.


Definición del carácter cristiano.
El carácter tiene una doble definición.
Por un lado, es el conjunto de cualidades o circunstancias propias de una persona o de una colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás.
Es evidente, a través de toda la Biblia, que lo que Dios quiere de todos los que creen en El (Israel en el Antiguo Testamento, y la Iglesia en el Nuevo Testamento), es la manifestación de una serie de cualidades que los distingan en su modo de ser y obrar, y que manifiesten las de Dios (Rom 8:29).
Por otro lado, el carácter es la señal o marca que se imprime, pinta o esculpe en algo, que lo distingue de los demás. Implica dar o dotar de ciertas condiciones esenciales y permanentes a alguien o a algo.
Es exactamente lo que Dios, por Su Espíritu Santo, quiere hacer en cada uno de aquellos que creen en El, que le entregan sus vidas y se someten a su Señorío.
Entonces, el carácter cristiano podemos definirlo como el conjunto de cualidades del carácter de Dios que El quiere imprimir en una persona a través de la obra del Espíritu Santo, y que la distinguen en su modo de ser y obrar, de las demás personas.
1 Tes 2:12: el carácter de Cristo es el conjunto de cualidades mentales y éticas que nos capacitan para andar como es digno de El. Se manifiesta en el fruto del Espíritu (Gal 5:22-23): amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio.
El carácter cristiano se construye por nuestro consentimiento y obediencia (voluntariamente) para amoldar cada aspecto de nuestra vida a los requerimientos (principios) de Cristo, la Palabra viviente de Dios.
Ello implica varias etapas: la primera es el reconocimiento del Señorío de Cristo en nuestras vidas (Rom 10:8-10); la segunda es el nuevo nacimiento, que implica la recepción en nuestro espíritu de la naturaleza divina, que se opone y sustituye a la vieja naturaleza humana que era contraria al carácter de Dios (2 Cor 5:17, 2 Ped 1:4); la tercera, es la renovación de nuestra manera de pensar para que cambie nuestra manera de vivir, es decir, despojarnos de la forma de pensar de la vieja naturaleza humana y asumir la forma de pensar de la nueva naturaleza, que está implícita y explícita en toda la Palabra de Dios.
Todo ello está implícito en la primera etapa del discípulado, que es la formación del discípulo, cuyos objetivos es ayudar a la persona a:
UNO. Mat 7:21: hacer la voluntad del Padre, es decir, desarrollar la obediencia y dependencia de El.
DOS. Rom 8:29: que el carácter de Cristo esté siendo formado en nosotros (que muramos a nosotros mismos, que El vaya creciendo en nosotros, y por ende, nosotros vayamos disminuyendo, desapareciendo, Jn 3:30).

El discipulado y el carácter.
El discipulado es básicamente un entrenamiento para la formación del carácter del discípulo de acuerdo al carácter de Cristo, para posteriormente, equiparlo con la autoridad para hacer la obra de Cristo y enviarlo al mundo a realizarla. Por lo tanto, en la formación del discípulo es esencial la formación del carácter como el punto de partida para todo lo demás.


Cualidades del carácter cristiano.
Gal 5:22-23 señala nueve elementos fundamentales del carácter cristiano como lo son el amor, el gozo, la paz, la paciencia, la benignidad, la bondad, la fidelidad, la mansedumbre y el dominio propio. Adicionalmente, el carácter cristiano también tiene como cualidades el perdón (sin perdón no podemos amar), la fe (el justo por la fe vivirá), la obediencia y la sumisión (nuestra respuesta al Señorío de Jesús) .


Preguntas de autoevaluación.
¿Cuál es la voluntad fundamental de Dios para cada creyente, y que es lo que caracteriza a los que son discípulos de los que no lo son y del resto de las personas?
¿Cuál es la fuente de la que surge el carácter cristiano según 2 Ped 1:4?
¿Cuál es la manifestación general de que el carácter cristiano está siendo formado en una persona según Mat 7:21?
¿Cómo expresa Jn 3:30 el hecho de morir a nosotros mismos?
¿Según Rom 12:2, que es necesario que hagamos para que se manifieste el carácter de Cristo en nosotros?
¿Cuáles son las cualidades del carácter cristiano según Gal 5:22-23?
¿Qué otras cualidades del carácter cristiano mencionamos en este estudio?

Referencia:
Enseñanza 17. 
Fecha de Publicación:
2008-12-23 09:39:08